El cincuenta y cuatro por ciento de los viajeros en avión aprueba la existencia de vuelos sin niños, según una encuesta del buscador Jetcost.

Esta práctica todavía no está implantada, pero sí se puede gozar de las llamadas quiet zone creadas por compañías aéreas como Malaysia Airlines, AirAsia X o bien Scoot, en las que poder relajarse de forma exclusiva para adultos, por un pequeño suplemento.

Otras compañías aéreas apuestan por ofrecer servicios de ayuda a los padres, como Etihad Airways, que ofrece un servicio de nannies a bordo para asistir a los padres, ayudando a cuidar a los más pequeños

Polémica en las redes, provocada por el interés en los vuelos sin niños

La compañía india IndiGo quiere asegurar un vuelo placentero, sin niños cerca, a sus mejores clientes. A las divisiones usuales de primera clase, business y cabina, se añade una «zona silenciosa» en la parte premium del avión.

El anuncio ha provocado una gran cantidad de comentarios en las redes sociales. enfrentando a los que consideran están medida como una acción de marketing, discriminatoria con los niños, frente a los que aplauden esta opción, dispuestos a pagar un poco más, para disfrutar de una mayor tranquilidad.

Como ya hiciera la aerolínea Scoot, con sede en Singapur, en 2013, IndiGo reservará de la fila 1 a la 4, y de la 11 a la 14 a una quiet zone en la que quedan excluidos todos los niños menores de 12 años. La aerolínea defiende que este nuevo espacio está diseñado para que los pasajeros que tienen que trabajar puedan hacerlo en un ambiente relajado. Además, los niños tampoco podrán sentarse en los asientos que tienen un espacio más amplio para las piernas y que normalmente son más caros.